Hoy nos pintamos unidos y mañana se pintan al carajo.

En la isla estamos en temporada de béisbol. Los jugadores del equipo de Puerto Rico crearon una tendencia como símbolo de unidad porque pasaron invictos a la segunda ronda del Clásico Mundial. Esta tendencia se trata de teñirse el cabello de color rubio y como los boricuas siempre están a la moda aunque se jodan ya se imaginarán que ahora el color rubio, o anaranjado, son la sensación del momento dizque porque un pueblo unido jamás será vencido.
Pero en las cosas importantes de la vida no hay esa unión. No hay solidaridad ni ese hagamos lo mismo. En las situaciones importantes sólo hay contiendas, energía perdida en tener la razón. ¿Dónde está la unión como seres vivos?
La desunión la percibimos en las burlas al prójimo. En los esfuerzos por quién tiene más que el vecino o el amigo. En los antojos de destruir con la boca.
La desunión existe cuando nos atrevemos a cuestionar las desiciones ajenas. Cuando señalamos lo que no nos compete. Cuando abusamos de la confianza o cuando no devolvemos lo prestado.
La desunión es tan evidente que está plasmada en la carretera, en el trabajo, en la oficina de gobierno, en los chanchullos monetarios, en nuestras preferencias sexuales y religiosas.
La simplicidad ha perdido significado y la competencia la ha usurpado.
Muchos son los unidos sólo por pertenecer al grupo del momento y no por unión sincera. Nos enojamos con nuestra familias, insultamos a nuestro semejante, pero nos unimos para pintarnos el cabello.
Le sonreímos al amigo y cuando da la espalda llueven los vituperios y la falta de honestidad. Efectuamos un acto donde el ejemplo no es recíproco con nuestra cotidianidad; como ayudar al que nos necesita y luego esperar a que nos devuelvan el favor y si no lo obtenemos nos enojamos y denigramos como si actuar de buena voluntad fuera cosa del interés.
Dicha unión es tan discordante como exigirle a tu igual que no hable con la boca llena mientras mastica.
Tan atenta la humanidad a las tendencias y tan pobres en la esencia.
Tan unidos que criticamos a los que se visten con chancletas de Puerto Rico, pero… hey! nos teñimos el pelo de rubio como símbolo de unidad porque yo soy boricua pa’ que tú lo sepas.

 

Categorías: Cotidiano | 2 comentarios

La Tradición

Llegaron las felices fiestas.
Todo comienza al culminar el celebrado “Halloween” cuando comenzamos a prepararnos para compartir con la familia, amistades, compañeros y conocidos; como es costumbre. Las personas se van de compras, preparan sus hogares y cuando llega el primer evento a festejar, el día de acción de gracias, nos preparamos para irnos a la casa de fulano, para recibir personas especiales o ir a ‘tal’ lugar. 46501917_261956441135799_8284157109780611072_n

Este año para nosotros fue diferente; decidimos quedarnos en el hogar arreglando dos paredes que nos faltaban. ¿Que si comimos pavo?…!por supuesto!. Hicimos una pausa a la tarea en familia y fuimos a comer a la casa de la suegra…!qué delicia de comida! (arroz con gandules, pasteles y pavo).

La mayoría de la población puertorriqueña estaba/está reunida celebrando el gran día del pavo, pero a nosotros nos llena de alegría quedarnos más que salir. No acostumbramos a trabajar con la casa todo el tiempo; tal vez, por esa razón, para nosotros era algo especial quedarnos para darle cariño a nuestro nido.
Puede que suene aburrido o que nos salgamos de la tradición, pero, luego de culminar,  nos sentimos tan “chévere” con el resultado…que sentimos una agradable armonía y emoción entre abrazos, besitos y satisfacción.
La celebración de un momento no depende de dónde estemos y qué hagamos sino de lo que deseemos hacer y qué nos haga feliz, con una compañía (o sin ella) inmejorable; por lo que luego de nuestra obra de arte, finalizamos un ratito en la terraza con la brisa fresca y el agradable eco de la música, tropical, que suena en “Hacienda La Tormenta” en Las Piedras, P.R.

Ha sido un día muy bueno. La sensación de agrado se percibe aún y decidimos ver una película de Navidad en “Netflix”, “The Christmas Chronicles” en la hora y cuarenta minutos que restan de este día, pero la terminaremos mañana (a dormir, ¡Oh Sí!).

Una ilusión es suficiente para ser feliz.
Un deseo es demasiado para perdérselo.
Gracias a ti por permanecer a mi lado para vivirlo.
El duro…

Categorías: Uncategorized | 1 comentario

El lunes; el cuco

¿Por qué los lunes son tan fatídicos para la humanidad?

El lunes es el peor día de la semana para muchos. Desde el domingo están preocupados y quejándose de que ya es lunes..¡sea la madre…puñeta!, dicen. Lo curioso de todo es que no ha comenzado el lunes y ya su día se ha llenado de amarguras y negatividad y, por consecuencia, llegan con esa pesadez hasta el jueves.
Estuve en el Departamento de Obras Públicas del municipio de Humacao este pasado jueves y no podía creer los que mis ojos apreciaban. El área estaba despejada, tranquila y los empleados estaban más sociables que nunca. Digo más que nunca porque, en comparativa, entre Caguas y Humacao el servicio al cliente de Humacao es mejor; en mis experiencias. No sé si fue la lluvia, y el perezoso día que este le provoca a muchos, pero la rapidez de los servicios y la poca clientela que había me hizo dialogar con mi vecina de espera sobre lo que presenciábamos; un ambiente de servicios armonizado.
Queda corroborado, por nosotras, que los lunes es un pésimo día para ir a realizar nuestras diligencias; no porque sea lunes sino porque las personas están apestadas de que sea lunes. El trato es malísimo, sus aspectos deprimen a la mente más débil, hacen que tu espera sea menos agradable y nuestros paisanos deciden salir a lo mismo, precisamente el lunes, porque estuvieron muy entretenidos y no querían comprometer su pre fin de semana en las oficinas de gobierno. Sin embargo, ya el miércoles ese estado malhumorado va cambiando porque se acerca el jueves “sexy” pre social (como le llaman).
Llegado el jueves la humanidad está más contenta y laboran con buen ánimo. Ya tienen el plan de lo que harán cuando salgan y esperan con sonrisas y buenas actitudes a que culmine su turno porque al día siguiente llegará el esperado viernes.
No entiendo bien si la razón de que el lunes sea un fastidio para la mayoría es porque no quieren trabajar, o porque se les acaba el vacilón hasta el próximo fin de semana o porque simplemente ya es uso y costumbre quejarse de todo; en especial del lunes, pero es un hecho. El lunes es el nuevo “cuco” o el cuco de los adultos.
Expresando esto, puedo interpretar que por eso la mayoría de las personas dejan todo para comenzarlo el lunes; el gimnasio, la dieta, dejar de fumar, tomar vitaminas, el cambio, el comienzo y todo porque son cosas que les cuesta trabajo y esfuerzo y qué mejor que planificarse para un día que no es de su agrado y de seguro les quitará las ganas de hacerlo hasta el próximo lunes; manteniendo así un ciclo sin concretar.
Definitivamente el lunes no es un buen día para muchos. No solo para los que se quejan del día que significa comienzo sino para los que tenemos que lidiar con las amarguras que ocasiona el lunes en muchas personas.
Así que…si es jueves o viernes y está lloviendo salga a hacer sus diligencias mientras los demás se preparan para su fin de semana de cuatro días, pero si es viernes vaya temprano porque ya a las 12:00 del medio día todos se quieren ir.

Mensajes-de-buenos-dias-lunes-670x670

Categorías: Cotidiano | Deja un comentario

Las Complicadas, nos llaman

Que las mujeres son muy complicadas…dicen; es un tema al cual le vengo dando vueltas hace unos meses. ¿Acaso la anatomía no es suficiente para entender que de por sí nuestro “modus operandi” es complicado sin darnos la opción de lo acepto o no?. Nuestra formación o razón de existencia, ya sea mítica, religiosa o científica tomó el control en cuanto a la repartición de funcionalidades, emociones y fuerzas. Bien se dice que somos semejantes unos a los otros y, a mi inclinación, semejante es algo más parecido que idéntico. Por lo tanto, el hombre no puede ser el transporte para traer vida al mundo y la mujer no puede (de forma natural) sacar su vulva para orinar sin la necesidad de desnudarse de la cintura hasta las rodillas (o tobillos) y, como nada puede ser sencillo, tenemos que protegernos de no sentarnos en el inodoro sin desinfectar o cubrir.

44118573_1898854516873969_68228776722432000_n

El simple hecho de que nosotras descargamos el tejido inservible del útero (sangre) de nuestro cuerpo cada 28 a 30 días es una razón para comprender nuestra complejidad. ¿Qué dificultad puede tener ese detalle para entender que cada mes tenemos que padecer los desagradables cambios, malestares, dolores y desechar de 10 a 80 mililitros de sangre?

Con esto no quiero dar a entender que solo las mujeres pasamos por estos procesos porque, “según algunos estudios”, los hombres también tienen sus molestias a causa de los desniveles de testosterona y esto los impulsa a experimentar malestares, pero se dice que solo algún porcentaje de ellos lo padecen versus la fémina que ninguna se escapa de los demonios de la indeseada (menstruación). Además, el hombre intenta disimular ciertas etapas de su vida por ese pensamiento retrogrado de que los machos no lloran ni son sentimentales.

Ser complicadas no es una opción que tenemos sino una función impuesta, auto programada y mandatoria con una duración de 28 días al mes (el famoso ciclo).
Un “bendito” ciclo de 28 días que nuestro cuerpo pasa por un proceso de cambios para que el útero se prepare para el desarrollo de un bebé, pero…¿porqué todos los meses?
No queda de otra que culpar a Eva y a las escrituras citadas en la Biblia de nuestras miserables e impuras menstruaciones donde constantemente estamos pasando por un proceso interno con conexión del cerebro a nuestro sistema reproductor. Somos esclavas de ese proceso el mes completo y cada una refleja los síntomas de diferentes maneras. Luego que transcurre cada menstruación, también tenemos que lidiar con la preovulación, la ovulación y el ciclo premenstrual. En el transcurso de todo esto se produce una bomba de tiempo drenada con demasiadas hormonas de estrógeno y progesterona. Es ahí cuando nos vamos inflamando, nos molestan los senos, nos cambia el humor, perdemos el apetito o nos aumenta con antojos de chocolates y cosas saladas, nos aumenta o disminuye el libido, retenemos líquidos, nos debilitamos, queremos dormir, nos irritamos, somos propensas a la sensibilidad que nos hace llorar sin entender el motivo, nos invade el nerviosismo, nos cambia desfavorablemente la piel, nos provoca nauseas, mareos, nos decae el ánimo, nos duele la cabeza y aparece el ancé hasta que llega nuevamente los días del sangrado que varían de 3 a 7 días. A esos primeros días se nos unen las diarreas o el estreñimiento, los dolores en los huesos de las piernas, dolor en la espalda baja, dolor en el vientre, dolor en los labios de la vulva y calambres en el clítoris…!sí, como lo ha leído; CALAMBRES EN EL CLÍTORIS!…tan doloroso que si dejas las piernas unidas sientes que se te va a desprender.

Pasado esos días es cuando podemos comenzar a sentir el alivio en todo su esplendor y comenzamos a revitalizarnos, nuestro aspecto deslumbra, la energía se apodera de nosotras brindándonos nuevamente el rendimiento y hasta el apetito sexual se dispara en todo su apogeo. Ahora bien, caballero que me lee, ¿continuará usted pensando que somos unas changas complicadas por nada y que nos aprovechamos de la famosa regla para manipular o hacernos las víctimas?…o tú mujer que por suertuda no tienes que pasar por ese suplicio de malestares…¿seguirás pensando que son exageraciones de nosotras y excusas para joder la pita? (hay quienes se aprovechan de la situación y nos juzgan a todas por igual), pero si fuese así, nos encanta joder tanto la pita que nuestras feromonas se sincronizan para fastidiar y que estemos todas juntas en la menstruación y hacer de nuestras vidas más miserables haciéndonos entrar en discusiones absurdas y hasta pensar que no nos simpatizamos. Esas charlatanas, las feromonas, tiene métodos de comunicación según explican, pero leyendo un poco del asunto hace un tiempo atrás, me di con la teoría de que esa sincronización era un “complot” de las mujeres para dejar de ser un “harem” y que el hombre no pudiera manipularlas a todas. Se piensa que esa hipótesis manifestó un alza en el feminismo para los años 70, pero…¿tanto poder tenemos para alcanzar dicha sincronización? Si así es, entonces, vamos a unirnos para detener la menstruación.
¿¡Mujeres al poder!?
No te queremos indeseada; no te queremos complicada.

44167135_249054962449274_979679725230227456_n

Categorías: Cotidiano | Deja un comentario

Los hábitos no siempre son malos

Un hábito, del latín “habÎtus” es realizar algo repetidamente en determinados momentos o todo el tiempo. No obstante, un hábito también es un vestido que utilizan las personas con devoción y ambas van al compás del significado. Todos tenemos un hábito; les voy a contar el mío y el más repetitivo de todos: dejar la cama vestida y organizada al levantarme o antes de salir de la casa. Para mí, la cama tiene que estar lista y relajada para cuando llegue la hora del descanso nos reciba en armonía para nuestras merecidas horas de sueño. Me mortifica ir a la cama en un ambiente desorganizado porque le suma a mi estrés del diario. Una cama recogida te invita a descansar en ella y va a la par con la ricura de acostarse. Este hábito es tan marcado a mi piel que…si por algún motivo olvidé recoger la cama antes de acostarme, la organizo. “Puedo tener algún desorden en la habitación, pero que la cama esté vestida y atractiva”. Enhorabuena, este hábito es uno de esos que no me perjudica ni perjudica al prójimo. Crear hábitos nos facilita la vida. Si lleváramos a cabo esta acción de hacer uso y costumbre constantemente, todo sería mejor. Tuviéramos más tiempo para nosotros, algunas situaciones se tornarían tan factibles que, sin duda alguna, tuviéramos más tranquilidad y estaríamos menos enfermos. El hábito es una práctica que puede ser difícil para comenzar a hacer, pero con disciplina (y repeticiones del hábito), se logra. 

Categorías: Cotidiano | 1 comentario

El corazón de un inactivo volcán.

Un vulcano inactivo acumula, se silencia, aguanta los cambios de temperaturas y aparenta decoración, sin energías; hasta que llega el día de expulsar los gases, el magma y tanta presión que comienza a sentir el dolor de su propia lava, el asfixia de su humo y la suciedad de sus cenizas. Se consume en su propio calor y solo espera atormentado el momento de volver a su estado inactivo y sentir la tranquilidad disfrazada de un sentimiento parcialmente encerrado.
¿Quién desea visitar y abrazar un vulcano a pesar del temor que este inspire? ¡Claro, la madre naturaleza es quien puede abrazar a su creación!, pero esta lo hace en silencio porque ella también le teme y, por tal razón, termina convirtiendose en un súper volcán; alterando el paisaje, afectando el clima y expulsando, corpulentamente, tanto acopio.

Pobre de él que continuará su existencia acumulando en retrospección hasta su próxima lamentable e inevitable erupción. 

Soy un volcán.

Categorías: Cotidiano | Deja un comentario

¡Libérate!

Hace un tiempo me liberé del peso de una carga ajena. Sí, ajena. Dicha carga consistía en competencias, falacias, engaños, mentiras, provocaciones e inseguridades. Nadie me lo contaba, yo era testigo; tanto en la vida cotidiana como por las famosas redes sociales. 

No fue una decisión atractiva porque en ocasiones creamos lazos de amistad y no nos damos cuenta de la debilidad del nudo, pero fue lo mejor para mi bienestar, el bienstar de mi familia y ha funcionado de maravilla. 

Y aunque la mencionada carga ajena no ha cambiado como ella quisiera, sus ecos difuminados me recuerda esa triste época que pude presenciar y que me hizo víctima (voluntaria) del asunto. Asunto que utilicé como método de investigación y análisis (acto natural de misma) para poder comprender algún porqué.

En conclusión, no tenemos que lidiar con personas que nos quitan algún tipo de energía. Esas personas siempre encontrarán un individuo para actuar como es su costumbre. No seas tú su alimento. No seamos entretenimiento, de un psique pobre, para nadie. No importa si al observar nuestro entorno solo contamos con unos pocos. 

Recuerda que: “en la mayoría hay falsedad mas en la minoría, calidad”

Si esta historia oculta te identifica, te digo que seas valiente.

¡Libérate!

Categorías: Cotidiano | Deja un comentario

La tapa del inodoro

Durante décadas se escuchan las quejas femeninas sobre el varón de la casa que no baja la tapa del inodoro o que la deja toda orinada y ni se inmuta en limpiar su propio cochinero.
¿Porqué hay que bajar la tapa? ¿Quién dice que somos nosotros los que tenemos que bajarla? expresan muchos hombres respecto al tema.
Las razones son simples. Aparte de que son ustedes los que necesitan alzar la tapa entre medio de la tapa principal y la base del inodoro y la falta de puntería que tienen, hay estudios, teorías y demás que nos explican que las partículas de agua contaminada flotan durante un par de horas por todo tu cuarto de baño antes de descender. Esto explica que por tal razón todo tu baño queda contaminado y cuando se dice Todo entiéndase paredes, piso, cortina, el papel sanitario y si te estás cuestionado si podría ser peor, pues sí, también tu cepillo de dientes y tu jabón se contaminan. Es ahí cuando bajar la tapa del inodoro entra en una importante y necesaria acción.
Antes de bajar la cadena, luego de cada uso, hay  que bajar la tapa y para ustedes los hombres, las tapas. 

En estos días me encontraba limpiando una parte de la camioneta de mi esposo y este me dice burlonamente: ¡ja! “¿quién dice que solo los hombres ensuciamos la tapa del inodoro? por ahí alguien dejo marcas de orín y no fui yo”.
Sabrán que me quedé sin palabra (cosa rara) por unos segundos y entre la duda y el asombro reaccioné diciendo que eso no era cierto y que tuvo que ser él mismo. Lo más gracioso fue la manera detallada en la que explico porqué y cómo fue que sucedió. Su teoría es que el chorro de orín sale de forma descontrolada y si estamos sentadas muy cerca del borde del inodoro este (el orín) tiene contacto con la tapa sin percatarnos, obviamente. Ante la insistente duda que saltaba por mis pensamientos fui al baño, alcé la tapa y ahí estaba. Una fina línea de orín recién desechado se desplazaba suavemente y se veía tan reciente como que fue misma la que había salido de ahí hace unos minutos y no conforme a eso, su color tan claramente idéntico a mi orina, fue la evidencia final.

Es una verdad total que los hombres, mayoritariamente, por naturaleza son más sucios en algunos aspectos que las féminas, pero en este caso puedo aseverar que ellos no son los únicos culpables de que la parte de abajo de la tapa del inodoro se ensucie. Más bien, esto es cosa de todos debido a que nosotras no tenemos que alzar la tapa y no podemos percatarnos de nuestros ‘regueros’ fisiológicos al momento y cuando vamos a limpiar nos encontramos con marcas de residuos orgánicos y la primera reacción es culparlos. 

Con esta historia tan reciente como el amanecer de hoy les sugiero que cada cual se encargue de bajar la tapa luego de cada uso y de limpiar sus desperdicios si quedasen plasmado como evidencia. Bajar la tapa libera el cuarto de baño de tanta contaminación y como lo explica el filosofo chino Feng-Shui; tener la tapa del inodoro levantada absorbe junto con el agua la energía de tu casa provocando que tu economía se pierda por la fosa séptica. Si la higiene y las bacterias flotantes por tu cuarto de baño no te afecta ni te estimula para bajar la tapa del inodoro, al menos protege la energía de tú economía para que no se te vaya a la mierda con toda la mierda. 

Categorías: Cotidiano | Deja un comentario

“En febrero sale la lagartija del agujero”

Febrero, un mes donde la humanidad solo piensa en sexo, cenas románticas, obsequios, amantes y compañía de esas relacionadas con pareja. Mes donde olvidamos que el amor no solo proviene de las relaciones íntimas sino que, más bien, es universal. Los hombres, en su mayoría, van pensando a cuál motel llevarán a sus amantes mientras le entregan una caja de chocolates y flores a sus esposas. Los recién novios están felizmente emocionados por sorprender a su pareja entretanto los solteros se quejan por las redes sociales de lo solitarios que están y lo fatal que lo pasarán dejándonos saber lo miserables que son en tiempos como estos; luego de pasar el resto del año publicando mensajes de lo bien que se siente estar solo y  no mal acompañado.
El mes de febrero se ha convertido en un protocolo más de esos que nos deja la tradición. Las tiendas, los restaurantes y los moteles se hacen más, monetariamente, poderosos lucrándose así de los desesperados, de los detallistas y de los interesados. De esta forma dejan notar que, dentro de tanta celebración tradicional, son los más beneficiados todo el año.
Febrero no solo fue condenado por culpa de los romanos y los dioses del amor Eros, Venus y hasta Cupido, ni por el sacerdote San Valentín quien fue ejecutado un 14 de febrero porque actuó en contra de su emperador y comenzó a casar en secreto a los jóvenes enamorados sino que ha sido condenado por toda la humanidad sometida a la tradición que ha evolucionado desde entonces. Nos han sometido a menospreciarnos por inculcarnos que el amor importante es el de los novios, los esposos, los amantes, los enamorados y dejan fuera del panorama el universo del amor. Amor que abarca la familia, los amigos, el trabajo, el entretenimiento, el deporte, las mascotas, pero sobre todo el amor a uno mismo. ¿Qué amor puede tener una persona para otra si se menosprecia en la soledad? Si falla en amarse así mismo primero o sentirse bien consigo mismo pues claro que fallará en busca de un amor como el que tanto desean. Por sus poros resbala el desespero y están notablemente abiertos, a tal punto, que todos podemos ver cómo palpitan sus venas gritando su necesidad con la canción del ‘gusanito’ que le pican la cabeza y se comen lo de adentro porque nadie los quiere.

Pero no basta con la historia de este mes y cupido para darnos cuenta de que es un mes de total alteración. También podemos mencionar la cuenta sistematizada del transcurso del tiempo llamado calendario. Febrero igualmente es un mes inestable a causa de una acumulación de 1/4 día anual que ocasiona, aunque sea el mes más corto, que tenga de uno a dos días más cada cuatrienio para no desequilibrar las estaciones del año y la primavera pueda tomar las riendas como previsto. Así que, supongo, cuando dicen “pequeño y juguetón” debe estar febrero metido en el asunto y mejor vestirse de rojo para no perder la costumbre ni el corazón.
2322_61285464466_1537_n

Categorías: Cotidiano | Deja un comentario

# Yo No Me Quito

Puerto Rico atraviesa una crisis económica en general. No es un acto novedoso que se viaje a los Estados Unidos de América en busca de mejorías o para un cambio en nuestro estilo de vida. No solo Puerto Rico sino también China, Colombia, Perú, India, Sur África, México entre otros lugares hacen uso y costumbre de la búsqueda de mejores oportunidades fuera de su lugar de origen
¿Que ahora el volumen de los emigrantes ha aumentado drásticamente?, pues sí, pero desde los buenos tiempos de Borinquen esto ha venido sucediendo.

Para el mes de febrero se creó una campaña llamada #yonomequito y la cual ha sido definida como “un movimiento que destaca valores como la honestidad, la generosidad y la laboriosidad en nuestro país” y que además de atacar divertidamente a los que deciden buscar mejores alternativas económicas en sus vidas, tiene un propósito de “ayudar a sacar al país adelante” vendiendo sus productos según lo expresan en yonomequito.com

Nunca he estado en desacuerdo con los diversos movimientos desarrollados en Puerto Rico. Entiendo que cada quién lucha por lo que piensa es necesario, pero atacar de esa manera a los que toman decisiones para con sus vidas con todo el derecho que les compete es una acción que no es de incumbencia ajena. ¡Ah! como ahora la pobre Borikén, Tierra del Altísimo, está en pantalones apretados quieren, en cierto modo, acusar a los que se han ido a los “United” de cobardes y de tirar la toalla ante la situación. Pero “mierda es” la culpa no la tenemos nosotros los habitantes del siglo, ni los habitantes de siglos pasados. Esta culpa la tienen los que mal funcionaron la situación de manejo, los que manipularon números, los que se aprovecharon de sus posturas políticas. La culpa es de los que se lucraron y lucraron a sus conocidos inexpertos. Esa gran culpa la tiene el “palismo”, la corrupción, los pleitos de política con el tira y hala y con el famoso lo que yo diga. Culpa de aquellos que pensaron en ellos y no se enfocaron en trabajar para el pueblo. Culpa de los que desmontaban un rompecabeza bien construído por gobiernos anteriores para montar el suyo propio aun sin tener buenos cimientos. Gran culpa la tiene la ignorancia, la desunión, la envidia y la competencia. Culpa del favoritismo, de las apariencias, del racismo, del discrimen y del abuso. ¡Caramba! y culpa de muchos hechos más, pero no de nosotros los que estamos pagando maniobras arrastradas y rechazos constantes. 

Ahora bien, la segunda parte de este asunto y que no entraré en demasiados detalles es la de esos puertorriqueños que se quejan de no conseguir trabajo en la isla, pero la verdad del caso es que sus exigencias van por encima de lo que pueden ejercer. No quieren laborar en los restaurantes de comida rápida (ej: Panda Express, Taco Bell) ya sea por vergüenza o por orgullo. No quieren trabajar como guardias de seguridad porque los tildan de “chota” (delator) y para variar exigen los mejores turnos y días libres. Así de seguro no conseguirán ningún empleo y se conviertirán en su  propio tropiezo en la isla porque fuera de ella, EEUU, trabajan en lo que sea. ¿Curioso no?
Por otro lado están los que teniendo trabajo se les presentó la oportunidad fuera de aquí y la aceptaron no porque se rindieron sino porque quisieron comer del mejor menú y eso es parte de una evolución a discreción. 

En fin, con #yonomequito sí es conveniente ir a celebrar con artistas y bebe lata expresando que no se quitan y que dan el todo por el lugar donde viven. Sí, aja..porque donde haya vacilón, rumba y rón hacia allá se dirigen como manadas de elefantes juntitos y pegaditos. Quién los ve, quién los oye y quién los lee cuando se quejan de cierta situación del país, pero ni se inmutan a ir a manifestar en contra de los abusos de los cuales siempre se están quejando, pero entramos en ironías como estas.  

No cabe duda que podemos dar las millas extras antes de apresurarnos a explorar nuevos rumbos porque hay que agotar todo los recursos primero. Rercuerda que bien lo cantó Fania All Stars “pa’ calificar en la rumba, tú tienes que meter mano, si no lo haces echate pa’ fuera mira que vengo acabando te lo digo yo, quítate tú pa’ ponerme yo”

“Pero si me tengo que quitar me quito sí. No son ellos los dueños de nuestras oportunidades. Esas son mías, esas son nuestras”

Categorías: Uncategorized | 2 comentarios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.